Susana Giner 2 septiembre, 2018

Un amigo me diseña etiquetas para mis cervezas caseras y yo, en agradecimiento, le doy unas cuantas para su disfrute. Quedamos para tomar, cómo no, unas cervezas.

Mientras el artista va colocando las cervezas que le llevoen la mesa para ver la calidad de su trabajo pasa un amigo común y dice:

-Esa cerveza sí que es buena, la probé en un viaje a Berlín el año pasado.

Nos miramos.
Risas.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *