Susana Giner 10 diciembre, 2019

Gente a quien tengo por fiable coincidió conmigo en que esta birra estaba muy buena, muy bien hecha, muy rica, muy fina, muy redonda.
Y gente a quien también tengo por fiable me dijo que era un truño.
¿En qué quedamos?
¿No tengo gente confiable alrededor?
¿Son lote/rías? Jojojojo… qué buen juego de palabras…
El caso es que decidí dejar pasar un tiempo y volver a probarla.

En este caso coincido con los segundos: un truño.
Pero…….. ¿y eso? ¿Es que los de Damm no saben hacer birra?

Me consta, además, que los cerveceros de Damm, el equipo humano que hace la birra, estaban muy contentos con esta birra, que casi la hacían a pérdidas y que estaban muy ilusionados.

¿Entonces?

La birra me la tomo en un bar de mi barrio. A la barwoman le quedan dos botellas y tiene ganas de quitársela de encima, al menos eso parece, porque me intenta encasquetar las dos.
Fecha de caducidad: agosto de 2020.

Mi acompañantes de domingo tarde la prueban también y arrugan la nariz… no saben qué es pero no les gusta nada, nada, nada.

Oxidadíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisima, sabía a culo (no preguntes) y a viejo (adjetivo, no sustantivo). Un amargor de ese chungo que te hace arrugar la nariz y nada de las flores y hierbas que encontré en las ocasiones anteriores.

¿Y eso?

¿Un lote churro o simplemente que Damm diseña un producto en los despachos, lo elabora en la sala de cocción y en el departamento de marketing y lo suelta a la cadena de distribución y se desentiende de él?
Pues seguramente.Opinión Complot IPA
Los bares tradicionales y los paladares tradicionales no están preparados todavía para este tipo de productos tan delicados.

Si esa cerveza a 9 meses de su vida útil está así, no quiero ni pensar cómo estará para entonces.

Leo por ahí que a la IPA de Mahou le pasa exactamente lo mismo.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *